La Sierra de Aracena y Picos de Aroche es quizás la mejor zona de dehesa de la península con árboles, encinas y alcornoques, de un porte y vigor muy superior al resto y por consiguiente con una gran carga de bellotas.

La dehesa es un ecosistema de creación humana a partir del bosque de encinas primitivas, que combina perfectamente explotaciones económicas y ecológicas.

Actualmente la extensión de la "dehesa" en España ocupa 2.300.000 hectáreas. En ella, se combina frecuentemente la producción de cereales con pastoreo mixto de cerdos ibéricos, vacas y ganado ovino.
Una hectárea de dehesa es necesaria para alimentar a un solo cerdo ibérico. La dehesa es una importante reserva de flora y fauna.

Las encinas pueden sufrir epidemias, o puede ocurrir que un año haya una fuerte sequía, el cualquiera de esos casos la producción de bellotas es menor y hay que complementar la alimentación a los cerdos ibéricos con pienso.


De ahí que no podamos garantizar que consigamos que todo nuestro ganado sea ibérico de bellota. Y que garanticemos una compensación económica si los cerdos no alcanzan el porcentaje de alimentación de bellota.

La bellota, rica en glúcidos y grasas es fundamental en la alimentación natural del cerdo ibérico. El tipo de grasa de la carne de cerdo ibérico de bellota es beneficiosa para el colesterol, como el buen aceite de oliva. La bellota sólo se produce en invierno, de Noviembre a Febrero.

El constante ejercicio por la dehesa en busca de la bellota que realiza el cerdo en la montanera, es uno de los factores determinantes de la calidad de su carne.

Comunica-web

Diseño web y Promoción web